La reciente celebración del Día Mundial de la Diabetes ha servido para volver a recordar la gravedad y extensión de esta enfermedad. En España hay cuatro millones de diabéticos