La falta de un diente por el proceso natural de envejecimiento, caries o traumatismo puede causar un impacto a nivel estético, funcional y, a largo plazo, puede convertirse en un