Los traumas dentarios son lesiones de los dientes o tejidos blandos de la boca producidas por una acción violenta sobre la cavidad bucal, pudiendo ocasionar la fractura o pérdida