Uno de los retos más frecuentes que nos encontramos tras la colocación de implantes dentales es que la emergencia de la pieza protética, es decir, de la corona del diente