Las comidas y bebidas que disfrutamos cada día contienen muchos ácidos naturales que pueden causar el desgaste del esmalte El desgaste del esmalte, o erosión ácida, está relacionado con las