La dentición suele comenzar a partir de los tres meses de edad, aunque a algunos bebés les sale un diente durante sus primeras semanas de vida o, incluso,