No olvides que durante el embarazo existe un riesgo mayor de padecer caries e inflamación de encías debido a los cambios hormonales que se producen.