La caries es una infección bacteriana que afecta a las partes duras del diente (esmalte, dentina y cemento) y que precisa del azúcar para perdurar. Esta infección