Está claramente demostrado, que nuestra alimentación influye sobre la aparición de la caries y de otras patologías bucodentales. Pero esto no sólo depende del tipo de alimento que ingerimos, sino también

  Para impedir la halitosis es recomendable beber mucha agua, especialmente entre comidas. Además hay que evitar largos periodos de ayuno, reduciendo los intervalos entre comidas